Biografía de Juan Rulfo

Juan Rulfo nació en 1917 en Apulco, Estado de Jalisco, en el centro-oeste de México. Al año siguiente, su familia se muda a San Gabriel, una ciudad cercana, en la que Rulfo pasa sus primeros años. En 1924 su padre es asesinado. Tres años después, su familia se traslada a Guadalajara, la capital del estado de Jalisco, no muy lejos de San Gabriel. En esa ciudad, Rulfo termina su educación primaria en un colegio de monjas francesas. Allí permanece hasta 1930, cuando su madre muere. Entonces regresa a San Gabriel, donde vive por un par de años. En este tiempo descubre la literatura de ficción, gracias a que un cura deja su biblioteca, casualmente, en la casa de su familia. En 1930, su abuelo decide internarlo en un colegio de Guadalajara. En varias ocasiones Rulfo describe este lugar como un correccional o una cárcel para menores, y cuenta que padeció tanto la estricta disciplina de la institución como las peleas con sus pares. La infancia del autor pasa de esta manera enlutada por la trágica muerte de sus padres y con bruscas interrupciones en su educación. Todo esto se da, por otra parte, en una época de mucha violencia política en el Estado de Jalisco y en México en general.

En 1932, a los 15 años de edad, Rulfo se muda a la Ciudad de México para continuar con sus estudios. En la capital mexicana, vive con su tío y estudia en el Colegio San Ildefonso, aunque solo como oyente. Rulfo nunca realiza estudios universitarios sistemáticos, ya que, por un lado, no puede entrar en la Universidad de Guadalajara debido a una extensa huelga y, por el otro, no logra revalidar en Ciudad de México sus estudios de preparatoria. Sin embargo, asiste a conferencias en la Facultad de Filosofía y Letras de México. En 1938 comienza a trabajar en cargos burocráticos menores, siempre en la capital mexicana. En estos años escribe su primera novela, El hijo del desaliento, que nunca fue publicada: Rulfo mismo la destruye.

A comienzos de la década de 1940 el autor se relaciona con las revistas literarias América (editada en Ciudad de México) y Pan (editada en Guadalajara), donde publica sus primeros cuentos. En esta época se dedica al montañismo, una de sus grandes aficiones, y comienza a tomar fotografías. Con los años llega a ser considerado uno de los mejores fotógrafos de México y Latinoamérica.

En 1941, Rulfo vuelve a Guadalajara, donde trabaja como agente de migración. Allí, en 1944 conoce a Clara Aparicio, que sería su única esposa. Debe esperar tres años para poder ser su novio, ya que Clara tiene solo 13 años de edad. Durante ese tiempo, Clara permanece en Guadalajara y Rulfo vive en la Ciudad de México. En esos años le escribe muchas y muy hermosas cartas. Estas se publican en el año 2000 con el título Aire de las colinas. Cartas a Clara. En 1946 Rulfo comienza trabajar como vendedor de neumáticos. Este trabajo lo lleva de viaje por diferentes regiones del país, en los que aprovecha para tomar fotografías. En 1947 se casa con Clara Aparicio, a quien dedica todos sus libros y con quien tiene cuatro hijos.

En 1953, la editorial Fondo de Cultura Económica publica la primera edición de El Llano en llamas, libro que reúne la mayoría de los cuentos que Rulfo publica en diferentes revistas durante la década de 1940. Dos años después, la misma editorial publica Pedro Páramo. Rulfo tuvo tiempo para dedicarse exclusivamente a la escritura de esa novela gracias a dos becas del Centro Mexicano de Escritores que recibió en 1952 y 1953. En 1961, Rulfo se desempeñará como asesor literario de esa institución.

Ni bien es publicada, Pedro Páramo es muy bien recibida por la crítica en México. Rulfo es el primer ganador del premio Xavier Villaurrutia, que se propone reconocer al mejor libro publicado en México. Pocos años después, Pedro Páramo es traducida al alemán, al inglés y al francés. A lo largo de las décadas que siguen, tanto la novela como El Llano en llamas son traducidos a muchísimos idiomas de todo el mundo. Gracias a estas traducciones, la obra de Rulfo logra una enorme fama e influencia a nivel mundial. En la actualidad, estos dos libros siguen siendo considerados clásicos de la literatura universal.

En 1956 Rulfo se muda a Ciudad Alemán, en el estado de Veracruz, y trabaja durante dos años en la comisión que se ocupa del sistema de riego de la cuenca del río Papaloapán. Como parte de su trabajo allí, Rulfo toma muchísimas fotografías de los pueblos originarios de esa región.

En 1963 Rulfo comienza a trabajar en el Instituto Nacional Indigenista. Allí ejerce diferentes roles relacionados con la publicación de libros sobre pueblos originarios de México. Realiza este trabajo durante más de dos décadas, hasta su muerte. En el marco de esta actividad también toma muchísimas fotografías, dejando un legado de más de 7000 negativos. Además de desempeñarse en ese trabajo, a partir de mediados de la década de 1960 y hasta su muerte, Rulfo viajó por toda Hispanoamérica y el mundo, dando conferencias en congresos literarios y entrevistas para medios de prensa. En 1970 recibe el Premio Nacional de Literatura de México. En 1983 recibe en España el premio Príncipe de Asturias.

Juan Rulfo muere el 7 de enero de 1986, por un cáncer pulmonar, en Ciudad de México.


Guías de Estudio sobre Obras de Juan Rulfo

Pedro Páramo es el segundo libro de Juan Rulfo. Se publicó por primera vez en marzo de 1955 por la editorial Fondo de Cultura Económica. Rulfo la escribe entre 1952 y 1954, pudiendo dedicarse exclusivamente a escribirla gracias a una beca del...