Biografía de Herman Melville

Herman Melville nació el 1º de agosto de 1819 en la Ciudad de Nueva York, el tercero de ocho hijos de Allan y Maria Gansevoort Melvill. Entre sus ancestros figuran unos cuantos pobladores escoceses y holandeses de Nueva York, así como varios líderes prominentes de la Revolución Americana. Su abuelo paterno, el Mayor Thomas Melvill, era miembro de la Boston Tea Party –grupo de protesta de los colonos estadounidenses contra Gran Bretaña– y su abuelo materno, el General Peter Gansevoort, era reconocido por haber liderado la defensa del Fuerte Stanwix contra los británicos durante la revolución.

El padre de Melville trabajaba en el negocio de importación de pieles y fieltro, pero en 1830 su negocio colapsó y la familia Melvill tuvo que irse de la Ciudad de Nueva York y trasladarse a Albany, donde Allan Melvill falleció dos años después. De niño, Herman sufría de una vista extremadamente pobre, producto de un ataque de escarlatina, pero, a pesar de sus dificultades, pudo asistir a la escuela secundaria masculina. Herman Melville trabajó como empleado bancario antes de asistir a la Albany Classical School. Luego, durante un corto tiempo, tuvo un empleo de maestro en Pittsfield, Massachusetts.

Aunque Melville había estudiado agrimensura en la Landigsburgh Academy con la intención de participar en el proyecto de construcción del Canal de Erie, no pudo obtener un puesto allí. En cambio, se embarcó fuera de Estados Unidos como grumete en el buque St. Lawrence, con destino a Liverpool. Para ese entonces, Melville había comenzado a escribir. En enero de 1841 emprendió un segundo viaje a bordo del ballenero Acushnet desde New Bedford hasta los Mares del Sur. En junio del año siguiente, el Acushnet arribó en las Islas Polinesias, donde Melville tuvo aventuras que lo inspirarían a escribir su primera novela, Taipi (Typee, 1846). Allí cuenta la historia de su permanencia por varios meses junto a una tribu de caníbales de Taipi en 1842, si bien es probable que la novela sea una adaptación altamente ficticia de los sucesos reales. La segunda novela de Melville, Omoo (1847), trata sobre las aventuras de otro viaje ballenero en el cual Melville tuvo parte en un motín que lo condujo hasta una cárcel tahitiana, de la que más tarde pudo escapar con facilidad.

Melville realizó su última travesía ballenera como arponero en el Charles & Henry, pero abandonó el viaje mientras estaba en las Islas Hawaianas. Volvió a su país como marinero en el buque United States, arribando a Boston en 1844. Al momento de su regreso en Estados Unidos, la fortuna de su familia había mejorado considerablemente, dado que su hermano Gansevoort se había convertido en el secretario de la legación estadounidense en Londres bajo la administración Polk. Entonces, Melville podía mantenerse escribiendo, y sus dos primeras novelas tuvieron un notorio éxito.

En agosto de 1847, Melville se casó con Elizabeth Shaw, hija del Juez Presidente de la Corte Suprema de Massachusetts, y comenzó un nuevo libro, Mardi, que sería publicado en 1849. La novela trata sobre otra aventura polinesia, pero sus elementos fantásticos y su discordante yuxtaposición de estilos la convirtieron en una decepción para la crítica y el público. Con las exitosas Redburn (1849) y Chaqueta Blanca (White-Jacket, 1850), Melville regresó al estilo que lo había hecho famoso, pero ninguna de estas obras expandió su reputación como autor.

En el verano de 1850, después de haber leído La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne, Melville compró una granja en Pittsfield que llamaría “Arrowhead”, para vivir cerca del venerado autor. Ambos escritores compartían filosofías similares y se hicieron muy cercanos. La relación con Hawthorne reavivó las energías creativas de Melville, que en 1851 publicó su novela más celebrada, Moby Dick. Sin embargo, aunque actualmente es considerada un clásico de la literatura estadounidense, la novela recibió poca aclamación tras su lanzamiento. Luego siguió Pierre (1852), una novela basada en sus experiencias de juventud, y el modesto éxito de Israel Potter (1855). Aparte de Moby Dick, las obras más significativas de Melville son las nouvelles o novelas cortas que escribió durante este período de su vida, como “Bartleby, el escribiente”, de 1853, y “Benito Cereno”, de 1855. Estos dos relatos fueron luego recopilados, junto con otras historias, en The Piazza Tales (1856).

En 1856 Melville viajó a Europa y luego publicó El estafador y sus disfraces (The Confidence Man, 1857), su última novela publicada en vida. Después se dedicó por unos años a realizar giras de conferencias, que luego abandonó mientras estaba en San Francisco. A mediados de 1860 empezó a escribir poesía, pero su obra en verso fue poco reconocida hasta bien entrado el siglo XX.

El tramo final de la vida de Melville estuvo marcado por la tragedia. Su hijo Malcolm se disparó y murió en 1867, y otro hijo, Stanwix, falleció después de una larga enfermedad en 1886. En sus últimos años, Melville volvió a escribir prosa, dejando inconclusa la novela Billy Budd, que narra la historia de un marinero que mata accidentalmente a su Maestro de armas después de ser provocado por una acusación falsa. Esta novela fue publicada por primera vez en 1924, varias décadas después de la muerte del autor. Melville terminó el manuscrito de Billy Budd en abril de 1891, y cinco meses después, el 28 de septiembre, falleció en la Ciudad de Nueva York.


Guías de Estudio sobre Obras de Herman Melville

Melville terminó su obra maestra, Moby Dick, cuando tenía 32 años. Siendo todavía un joven escritor, había creado una de las obras más densas e imaginativas de toda la literatura, elogiada hoy en día por muchos como la mejor novela en lengua...