Biografía de Jack London

El estilo naturalista de Jack London surgió de una infancia difícil y tumultuosa. Su madre, Flora, sufrió fiebre tifoidea cuando era niña, lo que la dejó casi ciega, calva y de baja estatura. El daño cerebral causado por la fiebre la condujo además a episodios repetidos de depresión, y probablemente haya alterado su mente de forma permanente.

Cuando Flora tenía unos veinticinco años se mudó a San Francisco, que desbordaba, repentinamente, de ricos buscadores de oro y magnates ferroviarios. Flora era solo una de las decenas de miles de inmigrantes que se dirigían a San Francisco en busca de dinero. Al principio daba lecciones de piano para mantenerse. En 1874 se mudó con William Chaney, un astrólogo que alentó su fascinación por el espiritismo. Chaney sería recordado como una figura influyente en el movimiento astrológico estadounidense. Él y Flora dirigieron una sala de astrología. Flora cobraba por comunicarse con los muertos y enviar mensajes a los seres queridos ya fallecidos de sus clientes. Lamentablemente, no alcanzaba para pagar el alquiler. A pesar de su trabajo diario como redactor para revistas, Chaney estaba demasiado obsesionado con sus experimentos con lo desconocido como para aportar un sueldo constante. Estaba convencido de que la astrología era una ciencia, y pensaba que podía ayudar a las personas a engendrar hijos biológicamente superiores.

El 12 de enero de 1876, Flora dio a luz a un hijo, del que nunca estuvo segura si Chaney era el padre. Lo llamó John y se refiría a él como una insignia de su vergüenza. Su nacimiento casi la había matado, y ella no podía hacerse cargo de él. Lo envió a una nodriza, una ex esclava llamada Virginia Prentiss, quien ocupó el rol de madre durante sus primeros ocho meses de vida. En ese período, William Chaney abandonó a Flora y, unos meses después, ella conoció y se casó rápidamente con John London, un veterano viudo de la Guerra Civil con dos hijas pequeñas. A partir de este momento, su hijo pasó a llamarse Jack para no llevar el mismo nombre que su padrastro.

Los constantes cambios de humor, las crisis histéricas y los fingidos ataques cardíacos de Flora afectaban la vida de toda la familia, pero especialmente la de su pequeño hijo, a quien nunca demostró afecto. Finalmente, los London se mudaron a Oakland, California. John London compró un rancho, y a los cinco años Jack se inició en el arduo trabajo agrícola. Una vez tomó unos tragos de cerveza mientras trabajaba y se enfermó terriblemente. Dos años más tarde le dieron vino, en una boda italiana, y se volvió loco. La batalla con el alcohol, que duraría toda su vida, había comenzado.

A medida que Jack crecía, endureció su carácter enfrentándose a chicos más grandes que él y, a pesar de su corta estatura, se ganó una reputación por su habilidad para pelear. A los catorce años terminó la escuela primaria. Como su familia no podía permitirse enviarlo a la escuela secundaria, se fue a trabajar a una fábrica de conservas.

Jack ya había desarrollado un amor por los libros, alentado por un bibliotecario local. Estos libros abrieron para él un mundo más allá de Oakland. Cuanto más conservaba encurtidos, más ansiaba escapar, y un poco lo hacía a través del alcohol: Jack se emborrachaba con frecuencia en los salones locales después del trabajo. En estos lugares conoció a hombres de mar: marineros, balleneros, arponeros. Aprovechó la oportunidad para convertirse en una suerte de pirata de ostras: vagaba por la bahía de San Francisco robando ostras de los criaderos de otras personas. Después de haber disfrutado inmensamente esta experiencia durante tres meses, regresó al área de San Francisco para trabajar para la patrulla local que perseguía cazadores furtivos. Cuando tuvo otra oportunidad de trabajar en mar abierto, London volvió a las aguas.

Cuando regresó a California, London recorrió los Estados Unidos durante casi un año antes de encontrarse nuevamente en la casa de su madre, resuelto a renunciar al vagabundeo y ayudar a mantener a su familia. Su tiempo libre lo había convencido de recibir una educación, así que, a los diecinueve años, Jack decidió regresar a la escuela secundaria. Ahora tenía que estudiar y ganarse la vida. Desarrolló un interés por la teoría política, especialmente por el socialismo. Jack quería convertirse en un revolucionario, pero se propuso terminar la secundaria y asistir a la universidad. Su participación en el Partido Socialista del Trabajo lo terminó expulsando de la escuela, por lo que estudió solo para los exámenes de ingreso a la Universidad de California, en Berkeley. Fue aceptado, pero se fue tras solo seis meses, ya sea porque estaba decepcionado con la experiencia o porque necesitaba ganar dinero para su familia.

Comenzó a dedicarse seriamente a la escritura mientras trabajaba en una lavandería para mantenerse. Cuando llegó la fiebre del oro de Klondike, London tomó prestado dinero de su hermana y salió en busca de oro y aventuras. Las experiencias que tuvo y las observaciones que hizo serían cruciales para algunos de sus escritos más exitosos, incluyendo "Encender un fuego". Al regresar a Oakland, la gran oportunidad de Jack finalmente llegó. El cuento "Odisea en el norte" se publicó en 1900 y fue un éxito entre la crítica, que destacó sus vívidas descripciones. Ese mismo año conoció y se casó con Bessie Maddern.

London suscribió a muchas creencias populares del siglo XIX. Creía tan fervientemente en la selección natural que eligió a su pareja basándose en la compatibilidad social y genética más que en el amor romántico. Si bien su carrera comenzó a ir extremadamente bien, la relación de London con su esposa casi inmediatamente comenzó a desmoronarse. Tuvieron una hija, Joan, con quien London eventualmente tendría una relación cercana y feliz. Pero él comenzó a pasar cada vez menos tiempo con su familia y más con amigos como Anna Strunsky y George Sterling, con quienes compartía muchos de sus intereses intelectuales. London tenía amantes que no ocultaba y viajaba con frecuencia. En 1902 nació su segunda hija, y Jack comenzó a escribir "La llamada de lo salvaje", que se publicó al año siguiente. En 1903 también se separó de su esposa.

Durante este período de su vida, London comenzó a expandir sus viajes a otros hemisferios. También se interesó en la agricultura y la ganadería y comenzó a construir un rancho en California. En 1904 cubrió la guerra ruso-japonesa para el periódico Hearst. También publicó El lobo de mar, otro de sus libros más exitosos. En 1905 se casó con su ex secretaria, Charmian Kittredge. En 1906, London comenzó a construir un velero al que bautizó "Snark", y publicó también Colmillo Blanco. Entre 1907 y 1909, London y Charmian navegaron alrededor del mundo, y London escribió extensamente sobre esta experiencia en The Cruise of the Snark. Sus escritos sobre esta experiencia popularizaron Hawaii como destino vacacional.

A lo largo de su vida adulta, London escribió y publicó prolíficamente: fue autor de cuentos, ensayos, artículos de noticias y novelas. Se mantuvo fiel a las ideas socialistas, y dos veces se postuló para alcalde en una lista socialista. En ambas ocasiones fue derrotado. Aunque nunca pudo superar del todo el racismo inculcado durante su infancia, abogó por otras causas progresistas, como el sufragio femenino.

London murió el 21 de noviembre de 1916 de insuficiencia renal, como resultado de los graves problemas de alcoholismo que lo acompañaron desde su infancia.


Guías de Estudio sobre Obras de Jack London

“Encender un fuego” es un cuento largo de Jack London publicado originalmente en 1902. No obstante, la versión que se ha convertido en un clásico data de 1908. El texto relata las últimas horas de un hombre que, caminando por el Yukón en invierno...