Biografía de Arthur Miller

Arthur Miller fue uno de los dramaturgos más influyentes del siglo veinte. Nació en la ciudad de Nueva York en octubre de 1915, hijo de una trabajadora textil quien perdió todas sus posesiones durante la crisis económica de la década de 1930. Vivir su juventud durante la Gran Depresión significó, para Miller, que su carácter fuera moldeado por la pobreza que lo rodeaba. La Depresión reveló a este dramaturgo en ciernes la vulnerabilidad y fragilidad de la existencia humana en la era moderna. Tras graduarse de la escuela secundaria, Miller trabajó en un almacén hasta poder reunir suficiente dinero para costear sus estudios en la Universidad de Michigan, donde comenzó a escribir obras de teatro.

La primera de las obras de Miller que llegó a representarse en Broadway, El Hombre que Tenía Toda la Suerte (1944), fracasó estrepitosamente y fue cancelada después de solo cuatro funciones. Este obstáculo inicial estuvo cerca de convencer a Miller de abandonar el teatro completamente, pero se dio aun una segunda chance. Tres años más tarde, Todos mis Hijos ganó el Premio del Círculo de Críticos de Nueva York a la mejor obra teatral de 1947, lanzando a Miller al estrellato. Todos mis Hijos es un drama sobre un fabricante de armamento de guerra defectuoso, en el que es posible distinguir la influencia del naturalismo de Henrik Ibsen en el trabajo de Miller. Junto a La Muerte de un Comerciante (su éxito más duradero), Todos mis hijos y El Hombre que Tenía Toda la Suerte forman una trilogía temática de obras teatrales sobre la relación padre-hijo y triángulos amorosos. El drama familiar es un elemento central de todas las principales obras de Miller, pero en pocas es este rasgo tan prominente como en el realismo de Todos mis Hijos y La Muerte de un Comerciante.

La Muerte de un Comerciante (1949) consagró la reputación de Miller como uno de los escritores más influyentes de la nación. La Muerte de un Comerciante combina la tradición del realismo social que informa gran parte del trabajo de Miller con una estructura más experimental, que incluye saltos temporales en los que el protagonista, Willy Loman, se deja llevar por los recuerdos de sus hijos adolescentes. Loman representa exitosamente un arquetipo americano, víctima de sus propios delirios de grandeza y obsesión, que lo acosará con un sentido de fracaso.

Miller fue premiado con un Tony Award y un Pulitzer por La Muerte de un Comerciante. La obra ha sido reinterpretada en numerosas ocasiones en el cine, la televisión y puestas en escena que han incluido actores como Dustin Hoffman, George C. Scott y, más recientemente, Brian Dennehy en el papel de Willy Loman.

Tras La Muerte de un Comerciante, Miller escribió su obra más significativa en términos políticos, El Crisol o Las Brujas de Salem (1953), un relato de los juicios de brujas en Salem que contiene claras analogías con los procesos anticomunistas de la era de McCarthy en la década del 1950 en Norte América. El carácter altamente controversial de la postura política de El Crisol, que laurea a aquellos que se reúsan a levantar el dedo acusador, favoreció una recepción ambigua de la obra. En años posteriores, sin embargo, esta se ha convertido en una de las obras más estudiadas y representadas del teatro americano.

En 1956, tres años después de la publicación de El Crisol, Miller se enfrentó a la misma fuerza que antes denunció en su obra, cuando fue llamado a declarar frente al Comité de Actividades Antiamericanas. Miller se reusó a entregar los nombres de las personas que, según se alegaba, habría visto en una reunión de escritores comunistas una década atrás, y fue condenado por desacato. Más tarde, ganó la apelación del juicio.

También en 1956, Miller contrajo matrimonio con la actriz Marilyn Monroe. Se divorciaron en 1961, un año antes de la muerte de ella. Ese año, Monroe apareció en su última película Los Inadaptados, basada en un guion original de Miller. Tras divorciarse de Monroe, Miller se casó con Ingeborg Morath, junto a quien permaneció hasta su muerte, el 2005. Ambos tuvieron un hijo y una hija.

Miller también escribió las obras Un Recuerdo de Dos Lunes y el corto Una Mirada desde el Puente, ambas llevadas a las tablas en 1955. Sus otros trabajos incluyen Después del Otoño (1964), un recuento apenas velado de su matrimonio con Monroe, así como El Premio (1967), El Cielorraso del Arzobispo (1977), y El Reloj Americano (1980). Sus obras más recientes incluyen las piezas teatrales El Descenso del Monte Morgan (1991), El Último Yankee (1993), y Vidrios Rotos (1993), ganadora de un Premio Olivier a la mejor obra teatral.

Aunque Miller no escribió con frecuencia para el cine, sí trabajó en la adaptación de la versión cinematográfica de El Crisol del año 1996, protagonizada por Daniel Day-Lewis y Winona Ryder, que le otorgó una nominación a los Premios de la Academia. La hija de Miller, Rebecca, se casó con Day-Lewis en 1996.


Guías de Estudio sobre Obras de Arthur Miller